No hay comentarios

4 Trucos antes de realizar una inversión inmobiliaria

trucos para hacer una inversion inmobiliaria

La compra de bienes inmuebles ha sido una opción más que rentable durante mucho tiempo. Muchos inversores han ganado cientos de miles de euros (en algunos casos millones) comprando suelo, promoviendo y construyendo edificios y posteriormente vendiendo los pisos para obtener grandes beneficios. A pesar de la crisis financiera mundial de 2008, el sector ha conseguido recuperarse tras años complicados.
Y es que tras estos años tan duros, el mercado ha vuelto a la senda de crecimiento, tanto por la parte de oferta como de cvrecimiento. Y se puede ver en los mercados financieros. Sin ir más lejos, los vehículos de inversión en activos inmobiliarios se han hecho extremadamente populares, las llamadas SOCIMIS. Sin embargo, las comisiones de administración y el atractivo del sector ha hecho que muchos inversores particulares opten por comprar inmuebles por su cuenta.

Los activos inmobiliarios son una gran inversión

Aprovechando nuestra experiencia, te dejamos cuatro trucos o consejos que son clave a la hora de decidir invertir en una vivienda o local comercial:

Precio y costes

Pues si, parece obvio pero muchos inversores con poca experiencia pueden caer en este error. Comprar Una propiedad y alquilarla para pagar la hipoteca puede parecer una oportunidad atractiva, pero como dice el viejo refrán: No muerdas más de lo que puedes masticar. Una de las maneras más comunes de perder dinero en una inversión inmobiliaria es no encontrar un inquilino para alquilar la propiedad y después no poder hacer frente a los pagos mensuales. Trata de hacer un presupuesto de provisiones para poder pagar la hipoteca mensualmente aunque no puedas alquilarla (debido a circunstancias imprevistas).

Y otro punto importante…

Calcula las cuotas de la hipoteca, gastos e imprevistos antes que la renta

Es decir, al contratar una hipoteca y calcular los pagos mensuales previstos, debes de tener en cuenta que necesitarás añadir un colchón por desperfectos y por el uso y desgastes de los elementos del inmueble, por ejemplo la caldera, tuberías, electrodomésticos… Y aún sumando estos conceptos, también buscarás un beneficio, pero el coste total de la cuota no debería superar las rentas que estén cobrando otros inmuebles por la zona.

Ubicación

La ubicación es uno de los puntos más importantes a tener en cuenta a la hora de comprar una propiedad con el propósito de inversión. Busca sitios de alquiler fácil, como por ejemplo universidades, bien comunicadas o con buenas conexiones para transporte público, centros comerciales y otras atracciones o puntos de interés. Aunque por supuesto, cuanto mejor sea la ubicación, más caro será el inmueble.

Estado de la propiedad

No deje que los puntos débiles de una posible propiedad lo desanimen. Póngase en su trabajo de inversionista y mire todo con un punto de vista de posibilidades de negocio y beneficio. Pregúntate,”¿Qué puedo hacer para mejorar este lugar?” o,”¿Cómo va a impactar en el valor de la propiedad?” Además, si una propiedad cumple con la mayoría de sus criterios, pero no es el edificio más bonito del entorno, usted puede tratar de obtenerlo por un precio más ajustado.

Haz un estudio de mercado

Estudia el mercado, revisa constantemente las estadísticas y observa las viviendas disponibles en su área de interés. Nunca se sabe cuándo se presentará la oportunidad adecuada para conseguir una compra a un buen precio.

Comentarios (0)