1 comentario

9 Consejos para comprar un inmueble

compradores de inmuebles

Comprar una casa puede ser agotador. Cuando visites un inmueble, no te preocupes por cosas que necesiten un poco de arreglo, pulido o algún retoque, intenta mirar más allá de estos detalles negativos que son principalmente estéticos para buscar mejor los puntos positivos de cada inmueble.

Los detalles marcan la diferencia

Es cierto que cuando estas buscando tu nuevo inmueble, intentamos fijarnos en cualquier detalle que pueda ser significativo, que nos esté ocultando algo o símplemente que nos guste más o menos. Y lo cierto es que al comprar un inmueble (normalmente) no estamos comprando la decoración o el mobiliario, ¡Sino más bien las paredes y el techo que los contienen!.

Te dejamos 9 consejos o errores menores habituales que nos encontramos al visitar un inmueble:

Paredes con colores antiguos

Con colores antiguos nos referimos a colores pasados de moda o simplemente tonos tristes. No importa cuánto esté en desacuerdo con su estilo, el nuevo toque de color cambiará la casa por completo.

Colores de pintura

Esta es una elección muy personal: cambiar los colores de la pintura puede ser una de los cambios más fáciles menos caras y más agradecidas de una casa.

Alfombras

Este es un cambio fácil que puede hacer antes de instalarte. También puede hacer cambios con alfombras que le den una imagen a la vivienda diferente,con pequeños cambios de ubicación de las alfombras.

Aparatos eléctricos

Si están en funcionamiento, no es necesario sustituirlos inmediatamente. Nuevos aparatos pueden suponer un gasto innecesario al principio,espere a que esté instalado y sustitúyalos a medida que lo necesite.

Olores extraños

La mayoría de los olores de los alimentos y animales domésticos pueden ser eliminados con una buena limpieza de todas las estancias, especialmente baños y cocina.

Paredes con gotelé

El gotelé esta en la mayoría de las casas, así que antes de quitarlo y poner las paredes lisas, mira bien con un profesional éste cambio, ya que puede ser un coste imprevisto.

Antiguedad de la vivienda

Las casas más antiguas han resistido el paso del tiempo. Tienden a tener una buena base, grandes cimientos y en general un carácter que les falta a las casas nuevas. Con un poco de mantenimiento, las casas viejas pueden ser una excelente opción y muchas ya han sido reformadas previamente.

Ampliar el atractivo

Si el inmueble tiene patio o jardín, algunos cambios e invertir algunas horas en el exterior de la casa podrían cambiar la cara de una casa con muy poco esfuerzo, y dinero.

Falta de privacidad

Esto puede ser un inconveniente muy real en los entornos urbanos, especialmente en los nuevos barrios y construcciones, donde el espacio escasea y la demanda de inmuebles es muy alta. Hay soluciones sencillas que pueden aumentar la privacidad en tu casa, como colocar pantallas de vegetación densa, pinos, setos o algún árbol frondoso que puedes añadir fácilmente. Recuerde que los setos son buenos vecinos y disfruta de tu nueva vivienda!

Comentarios (1)