No hay comentarios

Cómo organizar su oficina en casa

Trabajar desde casa puede ser genial, siempre y cuando mantenga su oficina en orden. Aquí hay algunas ideas para empezar:

Consiga una zona despejada en su espacio para permitir que la productividad fluya. Revise todo el material/papel y sepárelo en tres pilas: tira, archiva o hazlo. Revise los documentos en su pila de archivos para ver si puede escanear y almacenar cualquier documento digitalmente, asegurándose de hacer copias de seguridad con regularidad. Asegúrese de destruir todos los papeles que contengan información delicada en su pila de documentos.

Cree un sistema de archivo con código de colores. Reconocemos los colores más rápido que las palabras, así que adopta un sistema de archivo codificado por colores para todos los papeles que no puedes digitalizar. Algunas categorías útiles son financieras, médicas, personales, de seguros, mascotas, automóviles, casas y manuales. En el equipo, ordene los archivos utilizando las mismas categorías y colores para que las cosas sean más sencillas.

Organice su estantería. Haga un inventario de cada libro que tenga, devolviendo cualquier libro de la biblioteca que se le haya perdido o que haya pedido prestado a sus amigos. Decida cuáles desea conservar, cuáles puede donar y cuáles pertenecen a su casa pero no a su oficina. Si almacena sus libros en su oficina en una estantería o librería abierta, ordénelos por colores para añadir un elemento de diseño atractivo al espacio.

Utilice el espacio de forma creativa. El espacio limitado requiere asegurarse de que cada centímetro sirva a un propósito. Mire hacia arriba y detrás de los artículos y vaya vertical. Use el espacio en la pared para colgar un calendario, una pizarra o un estante. Cuelgue un estante de revistas detrás de una puerta para limar más.

Hazte inalámbrico. Los cables son sucios y difíciles de domar, así que opte por la electrónica inalámbrica siempre que sea posible, incluyendo su impresora, ratón y teclado. También le darán más libertad: podrá escribir desde la posición que le resulte más cómoda, y podrá colocar su impresora en cualquier lugar de la habitación en lugar de ocupar un valioso espacio de escritorio.

Elija muebles funcionales. Mesas, sillas y archivadores con ruedas proporcionan una gran flexibilidad, lo que le permite reordenar su espacio según sea necesario para diferentes tareas y proyectos. Evite los escritorios con cajones grandes y profundos o armarios de oficina, ya que ocultan cosas y pueden fomentar la desorganización. Piense en un concepto abierto con excelentes accesorios para mantenerlo organizado todos los días.

Clasificar con contenedores. Use etiquetas y recipientes para clasificar y almacenar materiales de oficina como bolígrafos, notas adhesivas, marcadores y sobres. Mantenga estos artículos fuera de la vista para una mirada ordenada y ordenada.

Evite la sobrecarga. Un área de trabajo abarrotada fomenta el desorden mental y lastima la creatividad. Una vez que su espacio alcance el límite de lo que puede ser almacenado cómodamente y prolijamente, adopte la regla de “uno dentro – uno fuera”. Esto significa que para todo lo que usted traiga, un artículo similar debe salir, y se aplica a libros, artículos de oficina y muebles.

Incorpora un diseño impecable. Muchas personas tienden a pensar que una oficina en el hogar es un entorno práctico, pero no olvide que su entorno influye en cómo se siente y en su capacidad de trabajar. Si su oficina es funcional pero carece de belleza, le costará mucho trabajo, incluso queriendo entrar en ella, y mucho menos hacer algo de trabajo. Elija la calma, los neutrales que calman la mente y añadir elementos decorativos que inspiran. Piense en cestas de mimbre bonito de mimbre, fotos enmarcadas de hermosos paisajes, y almohadas texturizadas o lanzamientos para una atmósfera acogedora.

Dejar a un lado 10 minutos. Lo mejor que usted puede hacer para mantener su oficina en forma de la tapa de la extremidad es poner a un lado 10 minutos en el final de cada día para enderezar las cosas. Recicle los papeles de desecho, anote los temas pendientes en su agenda y limpie su escritorio. Mantener este pequeño compromiso con usted mismo es una manera fácil de mantener una oficina en casa organizada y prepararse para el éxito mañana.

Comentarios (0)