No hay comentarios

Consejos para vender su casa habitando en ella

vender vivienda familiar

Vender su casa es una experiencia que conlleva  una buena cantidad de situaciones al menos curiosas cuando los compradores potenciales vienen para visitar su casa. Antes de que eso suceda,  tiene que preparar su casa para la venta – y eso significa mantenerla en perfecto estado para las visitas.

Si tiene niños pequeños,debe aleccionarlos para que no molesten durante el tiempo que dure la visita. Después de aleccionarlos, lo más aconsejable es mantenerlos en su habitación jugando e intentando que la mantengan lo más ordenada posible,aunque esto último sea lo más dificil de conseguir si son pequeños.

Pero no se preocupe; tenemos algunos consejos  que te ayudarán a preparar y vender tu casa mientras habitas con tu familia en ella.

Consiga que los niños le ayuden a vender

La primera idea, obviamente, es olvidarlo. Consiga la ayuda de su familia para que se sientan partícipes  del proceso de venta.

Los niños mayores generalmente son más obedientes para mantener sus habitaciones limpias, pero puede ser buena idea ofrecerles algún regalo  o invitarlos a su restaurante favorito cuando se culmine la venta,con esto conseguiremos  motivarlos. Los niños pequeños son un poco más difíciles de convencer. Lo mejor es plantearlo como un juego con un sistema  de premios. Déle a sus hijos un incentivo  cada vez que recojan juguetes o ayuden a limpiar su habitación. Una vez que hayan realizado su tarea, déjelos elegir un juguete especial o un regalo como premio para que el proceso sea atractivo y más divertido para ellos.

Deje que ordenen sus propias cosas

Otra manera de atraer la ayuda de sus hijos es sentarse con ellos y hacer una lista de sus juguetes, libros, ropa y juegos, y luego asignarles ciertas tareas para que ellos la lleven a cabo. Consiga  que sus hijos etiqueten y guarden las cajas de mudanza para que ellos se sientan útiles y sepan donde guardaron su play o la gorra de su equipo de fútbol.

Pídale a sus hijos que escojan sus juguetes más utilizados para que puedan seguir jugando con ellos, y que guarden el resto.

Los compradores comprenden que siguen haciendo vida en la casa,así es que tampoco se obsesione con mantener todo en orden,siempre que esté con cierto orden y se observe que hay limpieza en la casa será suficiente  para dar una buena imagen.

Está bien dejar que los niños sean niños; los compradores no van a juzgar toda la casa basándose en el dormitorio de su hijo.

¿Vienen los compradores? ¡Viaje de campo!

Cuando  su casa esté a la venta, tendrá que pensar en qué hacer con sus hijos cuando los compradores lleguen a visitarla. Ahí es donde debe tener un poco de planificación para que todo salga bien.

La visita puede ser en horarios que no le combinen con sus planes,pero debe de tratar que sean los más asequibles para usted, pero trate de conseguir que éstas visitas sean amenas  para que sus hijos no lo sientan como algo obligatorio en lugar de que sea algo divertido. Como premio puede darle una sorpresa en forma de invitación a un burger o una comida en casa con alimentos que sabe que les va a encantar.

No olvide continuar con sus actividades habituales, y disponer de un aperitivo rápido por si fuera necesario realizarlo en un momento puntual.

Una vez que ha conseguido vender su casa, haga una fiesta para celebrar que han conseguido el objetivo que se habian propuesto todos juntos,y que se sientan partícipes del logro conseguido.

Comentarios (0)