No hay comentarios

Diez consejos importantes para fijar el precio de su casa

Seleccionar un precio de venta nos puede causar muchas dudas. Los agentes inmobiliarios ofrecen a sus clientes una información completa en la estrategia de precios y las condiciones de marketing actuales. Una vez que usted tiene todos los datos y entiende cómo interpretarlos, las dudas se reduce significativamente. Usted puede seleccionar su propio precio de venta basado en la realidad. Sin embargo, en última instancia, el verdadero valor de mercado de cualquier bien sólo se establece cuando un comprador dispuesto hace una oferta que el vendedor está dispuesto a aceptar. Cualquier otro cantidad es sólo una suposición!

Algunos de los puntos principales para establecer un precio se detalla a continuación.

  1. Sea objetivo. Esto es difícil de hacer, especialmente cuando usted está tan apegado a un bien. Sin embargo, los compradores potenciales verán su casa en comparación con otras viviendas de una manera muy objetiva. Si usted puede hacer esto también, tendrá una perspectiva positiva. Muchos vendedores sólo obtendrán una opinión objetiva después de un tiempo  intentando la  venta. Para entonces, por lo general, han bajado algo de sus expectativas de precio.
  1. Al comparar… Tenga mucho cuidado con lo que compara. Si usted va a comparar su casa con otras para ayudar a fijar un precio de venta, usted debe seleccionar e inspeccionar esa propiedad comparable con mucho detenimiento. Tenga en cuenta que a veces hay detalles que afectan a un precio de venta que no se puede ver en la primera visita. Si la casa idéntica a la suya a tres calles de distancia se vendió con mucha prisa porque los propietarios necesitaban su venta urgente , no es una buena comparación. A menudo será mejor elegir una casa que no sea tan idéntica a la que se vende en circunstancias normales y ajustar los precios. Varias cosas pueden afectar las ventas que no son obvias en la inspección casual, incluyendo la financiación y la relación entre el comprador y el vendedor. Usted también debe inspeccionar la casa equiparable siempre que sea posible. La simple selección de propiedades desde internet  lo expone a muchas comparaciones potenciales.
  1. No existe correlación entre el costo y el valor justo de mercado. Lo que usted pagó por la casa no tiene nada que ver con su valor actual, a menos que haya comprado recientemente. Recientemente se ha definido como un período de tiempo en el que las condiciones del mercado, las influencias y los precios se han mantenido estables. A veces un mes no es reciente y a veces seis meses pueden ser considerados como tales. Depende de la volatilidad del mercado. Para ilustrar este punto, imagine que usted ganó su propiedad en una lotería primitiva o le tocó el Euromillón. ¡El boleto le costó diez euros! Usted podría vender una casa que ganó por valor de $500,000 euros por mil y hacer un gran retorno de la inversión! Olvide lo que pagó por su casa cuando fije los precios.
  1. No puede cobrar una prima por mantenimiento o modernización. Si su casa tiene doce años y usted acaba de comprar alfombras nuevas, no puede agregar el costo del piso nuevo a su precio de venta. Por supuesto, su casa probablemente se venderá más rápido con pisos nuevos y agradables. Sin embargo, los dueños de casa se supone que deben cambiar la alfombra desgastada. Esto no significa que usted no debe invertir en este tipo de mejoras antes de la venta. Porque un posible comprador puede restar valor a una cantidad de un valor razonable de mercado para contabilizar alfombras nuevas u otros defectos obvios, asociados con el desgaste por uso. Lo mismo ocurre con la decoración anticuada. Tenga en cuenta que los compradores tenderán a sobreestimar el costo de las mejoras para minimizar su riesgo. Por lo tanto, casi siempre es menos costoso hacerlo usted mismo. Si decide no hacerlo, corre el riesgo de eliminar a los posibles compradores que no pueden ver las fallas del pasado, o a los que tienen un presupuesto limitado. Un Asesor Inmobiliario le puede aconsejar de forma profesional sobre cómo asegurarse de que la vivienda sea la más vendible con la menor inversión en mantenimiento.
  1. Usted puede poner un precio demasiado bajo. Hay una máxima que establece que no se puede poner un precio demasiado bajo a una casa porque si lo hace habrá múltiples ofertas que impulsará el precio de venta real. Esto es real en un mercado dinámico. Sin embargo, en algunos mercados que fijan un precio demasiado bajo sólo facilitará una rápida venta por debajo del valor justo de mercado y establecer el punto de referencia más bajo para otros propietarios de casa que buscan vender con el mejor precio en su zona. A veces es necesario un precio realmente bajo basado en circunstancias personales. Sin embargo, antes de fijar un precio demasiado bajo equilibrar cuidadosamente sus motivos y los costes de no vender con el precio real y el dinero que probablemente dejará ganar.
  1. No hay ningún beneficio en los precios demasiado altos. Más del 90% de todas las compras requieren financiación. Los bancos solicitarán una tasación y no financiarán una casa por más de lo que vale en el mercado. En el caso improbable de que una casa sobrevaluada consiga una oferta, será muy poco probable que su venta sea factible.
  1. Probar el mercado a un precio alto es arriesgado. Como se mencionó anteriormente, casi nunca le van a pagar más que un valor justo de mercado para su casa, por lo que no hay ningún beneficio en establecer un precio de venta demasiado alto para “probar” el mercado. Su casa recibirá el mayor interés dentro de los primeros treinta días que está a la venta. Durante este tiempo aquellos que estén buscando una casa como la suya se formarán una opinión del valor que representa la propiedad y decidirán si están interesados. Incluso después de haber bajado el precio, su error inicial le puede salir caro. Aquellos que lleguen al mercado más tarde tendrán en cuenta el tiempo que su casa ha estado a la venta como parte de su evaluación. Usted debe ser cauto  para tomar una buena decisión en el menor tiempo posible.
  1. Ponga el precio de venta en perspectiva. Si usted está consiguiendo menos de lo que quería para su casa, usted todavía tiene una oportunidad de conseguir esa diferencia en la nueva compra. Si usted está actualizando en un mercado bajista es probable que saldrá adelante una vez que haya realizado  ambas transacciones. Si usted está bajando de  precio, es probable que tenga algo menos de capital para invertir en otro lugar. La venta de este activo, tan grande como es, normalmente no determinará todo su futuro financiero.
  1. Una vez que el precio está fijado. No pienses en ello durante 30 días. No tiene sentido pensar demasiado en el precio que pide. Esto se debe a que al final, el único precio que importa es lo que alguien está dispuesto a pagar por la propiedad. Transcurridos  30 días usted habrá podido comprobar por el mercado en cuanto a si su casa tiene un precio correcto. Espera y mira.
  1. Una tasación es a veces una buena inversión. Si usted no está seguro bien acerca de los precios , invierta un poco en realizar una tasación por parte de un perito tasador. Le dará una idea de lo que un banco mirará en relación con su casa y puede actuar como una poderosa herramienta de negociación.

Comentarios (0)