No hay comentarios

DOS PRODUCTOS PARA MAYORES,HIPOTECA INVERSA O RENTA VITALICIA

hipoteca inversa o renta vitalicia

Cada día se están realizando más operaciones, como complemento de su pensión a personas que por diversas circunstancias necesitan mayores ingresos, para este tipo de necesidad hay dos productos que son adecuados y que dependiendo de la circunstancia personal se puede adaptar a medida.

El primero de ellos es la hipoteca inversa,que consiste en un crédito garantizado con una hipoteca sobre la vivienda habitual y que esté libre de cargas, con ello pueden recibir una paga mensual para complementar su pensión y va dirigido a personas mayores de 65 años o personas afectadas de dependencia severa o gran dependencia.

Una gran ventaja, de este producto es que la persona que lo contrata puede seguir viviendo en su casa o alquilarla para poder pagar una residencia de mayores. La persona beneficiaria sigue siendo propietaria de la vivienda hasta el momento de su fallecimiento, momento en el cual sus herederos recibirán una casa gravada con una hipoteca proporcional a las cantidades que se haya recibido. Los herederos en este caso tienen dos opciones la primera es abonar al banco las cantidades adeudadas o vender la propiedad y recibir la diferencia si la hubiera entre el valor de la misma y las cantidades adeudadas.

Esta hipoteca se puede cancelar en cualquier momento, por parte de la persona que la solicita, y un dato a tener en cuenta que este tipo de producto sólo tienen autorización para ofrecerlo las entidades aseguradoras y de crédito y el tipo de interés suele ser bajo.

La segunda opción es más atractiva desde nuestro punto de vista, sobre todo para personas que no tienen herederos. En este caso se realiza la venta de la nuda propiedad a una entidad financiera, conservando el propietario  el usufructo vitalicio de la vivienda a la vez que recibe una renta vitalicia mayor que la que se obtiene en la hipoteca inversa.

También puede vivir en la casa o alquilarla y al mismo tiempo se evita el pago de impuestos que corresponderán al propietario, esto es comunidad,Ibi, basura, etc.

En el supuesto caso que la persona que recibe la renta vitalicia viva mayor número de años de los calculados en el contrato,la entidad puede adquirir la propiedad y dejar de abonar el importe de la renta vitalicia, aunque para estos supuestos suele hacerse un seguro que aunque elevado de precio, cubre esta contingencia y permite al asegurado continuar percibiendo la prestación y continuar viviendo en la casa. De igual manera se puede cubrir el fallecimiento anticipado, supuesto en el que reciben las rentas las personas designadas como beneficiarios.

Son dos supuestos, que aconsejamos su asesoramiento especializado para realizarlo ya que tiene mucha importancia las circunstancias personales de cada persona.

 

Comentarios (0)