1 comentario

¿Qué es el Blockchain?

La confianza es el factor clave en muchas de nuestras actividades cotidianas, por ello surge la tecnología Blockchain. Desde consultar el dinero que tenemos en la cuenta corriente del banco o firmar un contrato de trabajo. En ambas situaciones, confiamos que la información que recibimos es verdadera y no nos den gato por liebre. En las relaciones físicas, la comunicación no verbal por ejemplo, inspira confianza (o desconfianza), y nos crea una imagen de la otra persona, pero en internet con un monitor por medio no es tan sencillo.

¿Cómo podemos comprobar quiénes somos en internet?

La comprobación de identidades es un tema clave para el mundo digital. No vemos a la persona y comprobar la información es complicado. Quién nos dice que un concesionario de coches que no tiene tiendas físicas y precios muy bajos, no es un timo, por ejemplo. Hasta ahora, este problema se solucionaba con certificados de seguridad que son emitidos por autoridades, tanto organismos públicos como privados. Y en muchas ocasiones estos intermediarios pueden comercializar tus datos.
En cualquier caso, o confías que la persona o empresa con la que tratas es cierta y no hay mala fe, o sucumbes ante un intermediario que expide un certificado (previo pago). Y ninguna de las dos situaciones es la más óptima.

Blockchain es la verdad absoluta. O relativa

El sistema blockchain es sencillo, pero increíblemente certero. Si la información que yo tengo es la misma que el lector de estas palabras, entonces este artículo es verdadero y existe. Si la información es distinta, entonces no es válido. Es una forma de comprobar cualquier cosa, pero asegurándonos de que lo que nosotros tenemos es lo mismo a lo que otros tienen.
El blockchain en sí es una red de participantes. Para visualizar de forma clara el concepto, digamos que entre los miembros que forman esa red de participantes, se distribuye partes de información. Como cada miembro tiene un pedacito de la información, si queremos validar la información, únicamente tendremos que preguntar al resto de usuarios si la información que ellos tienen es la misma que nosotros. Como la información para validar está dispersa entre el resto de miembros de la red, resulta imposible alterar o hackear todos los participantes al mismo tiempo.
Hay redes de blockcahin privadas y públicas. Las públicas son aquellas en las que cualquier individuo puede participar, en cambio, las redes de blockchain privadas están restringidas a aquellos que cuenten con invitación.
Veamos un ejemplo práctico:

Bitcoins y Blockchain

La moneda virtual Bitcoin (BTC) funciona gracias a la tecnología Blockchain. Cada vez que un particular hace una transferencia de bitcoins, la operación se graba entre el resto de miembros de la red. El bitcoin en sí es una cadena de valores, letras y números, que soluciona ecuaciones complejas que formula la propia red. Cada vez que se encuentra una solución a una ecuación, se genera un token o cadena de bloque que se corresponde con la unidad monetaria. Ese token está asociado a un monedero, que es el nombre común correspondiente al IBAN de la cuenta corriente. Cada vez que se efectúe una transacción, por el pago de un producto, servicio o simplemente una transferencia, ese registro pasará por el resto de la red de blockchain, de forma que se compruebe que el token de la moneda es correcto (es decir, que la moneda sea verdadera) y se registra el movimiento al monedero de destino para asegurarnos de que la propiedad de la moneda es nuestra.

Comentarios (1)