No hay comentarios

EL SECTOR INMOBILIARIO EUROPEO EN EL 2017

sector inmobiliario europeo

No sobrevive la especie más fuerte, sino la que mejor se adapta. Y el sector inmobiliario no es inmune a esta ley natural. Tras unos años de incertidumbre, en los que los precios cayeron, los bancos dilapidaron los créditos en operaciones varias y la nueva construcción se encalló, parece que el 2017 se inicia con cierto optimismo.

ESTABILIDAD ECONÓMICA Y ESTABILIDAD POLÍTICA

Obviamente no se trata de lanzar las campanas al vuelo. A nadie se le escapa que la estabilidad del sector inmobiliario está íntimamente relacionada con la estabilidad política. A nivel europeo, el continente atraviesa un periodo claroscuro: el brexit aislará al Reino Unido, las elecciones en Francia, Holanda o Alemania auguran un panorama complejo y la inmigración sigue siendo un problema humanitario de primer orden. Si a eso se le suma la imprevisible política del nuevo presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, parece claro que el año que empieza no hace sino ofrecer más de un interrogante.

EL SECTOR INMOBILIARIO EN ESPAÑA, HOY

A nivel nacional, España sigue siendo un paraíso para los inversores (el suelo es más barato que en muchos otros países europeos). Además, el ciudadano español sigue defendiendo esa cultura “de propietario”, al contrario que otros europeos, más afines a la idea de que es más práctico alquilar una propiedad que poseerla. Por eso, la vibraciones son positivas. La recuperación será más lenta y, en  ningún caso, se llegará a los extremos conocidos antes de la crisis económica. También es importante saber la procedencia de las noticias que nos llegan y la afinidad política de los medios que las transmiten. En muchos casos, la noticia se confunde con propaganda para plantear un panorama económico que poco tiene que ver con la realidad.

¿BROTES VERDES?

Desde siempre, los gobernantes de turno venden la recuperación económica tras un periodo crítico. En España, por ejemplo, gobierna un partido débil, sujeto a pactos y concesiones para con otros grupos políticos. Es complejo prever si sus políticas podrán llevarse a cabo en su totalidad, pero eso no implica que no se venda la recuperación económica. La subida de los precios de los pisos, la concesión de préstamos y las firmas ante Notario son parámetros importantes a tener en cuenta a la hora de evaluar la situación del sector. A día de hoy se evidencian ciertos hechos: los bancos disponen de más capital para la concesión de préstamos hipotecarios. Pero no es oro todo lo que reluce. Si tienes dinero, tienes el préstamo. Si no, tendrás que buscar un aval o ahorrar para la entrada. El hecho de que los bancos hayan “abierto el grifo” predispone a los vendedores a subir los precios, por lo que la búsqueda de chollos se antoja una misión casi imposible. De cualquier modo, los expertos afirman que comprar sigue siendo un buen negocio y que España disfruta de una situación privilegiada que se traducirá en crecimiento e inversión internacional. Hay que ser cauto, saber elegir y aprovechar las oportunidades. De eso trata el mercado inmobiliario, ¿no?.

Comentarios (0)