No hay comentarios

VIVIR SOLO,CADA DÍA MÁS DIFÍCIL

vivir solo y alquilar un piso

Los solteros o personas que por diferentes avatares de la vida, deciden vivir solos, lo tienen cada día más complicado, ya que bien sea para alquilar o comprar una casa los arrendatarios y los bancos prefieren de dos en dos.

A la hora de solicitar un préstamo hipotecario o alquilar una vivienda son más proclives a facilitar la operación a dos personas antes que a una sola, sobre todo si las dos aportan sendos ingresos a la economía familiar.

A esta primera dificultad se añade los datos que demuestran que los gastos de una casa donde vive una sola persona son prácticamente los mismos que si la habitaran dos, y los precios de las viviendas unipersonales son los mismos que para una pareja, tanto de compra como de alquiler.

A pesar de ello, cada vez hay más personas que por propia decisión o circunstancias viven solas. Según el Instituto Nacional de Estadística el número de viviendas unipersonales creció el pasado año el 1,2 %, con respecto al año anterior, situándose en 4,63 millones de hogares.

Este aumento contrasta con la escasa oferta que hay en el mercado de viviendas unipersonales,existiendo una oferta infinitamente más amplia para dos a más personas.

Si tomamos como ejemplo grandes ciudades, Madrid es la que tiene mayor oferta seguida de Barcelona, Sevilla y Valencia, sin embargo el costo más alto está en Barcelona, seguido de Madrid, Sevilla y Valencia.

En el mercado de la vivienda actual, no se observa un cambio de tendencia por parte de las empresas promotoras en fomentar la construcción de este tipo de casa, a pesar de su demanda, ya que si bien está aumentando su interés, éste puede ser temporal debido al público objetivo al que va dirigido ya que suele ser habitual que cambie su situación personal y necesite otra vivienda más amplia.

Como conclusión,aconsejamos que si no deseamos cargar con más gastos de los necesarios, valoremos la posibilidad de la vivienda compartida,ya  que al compartir los gastos, nos deja margen para disponer de dinero para otras necesidades o caprichos.

Y como siempre el último consejo, para cualquier gestión inmobiliaria dejarse asesorar por un profesional,que le aconsejará la mejor opción para sus intereses.

Comentarios (0)